26 octubre 2009

ÁGORA


Una de las esculturas traídas desde Malta(donde se rodó la película) para el Kinepolis.


Siempre me han gustado las historias de romanos, y esta no es una excepción. Después de leer y escuchar críticas negativas de la misma, como por ejemplo: "No te crea sentimientos, no te llegas a meter en la historia, demasiado larga, muy cara para el resultado", no estoy nada de acuerdo.
Ágora, emociona, aprendes parte de la historia de Alejandría y del siglo IV, técnicamente es inmejorable, la banda sonora genial, bien interpretada, sobre todo Hipatía (Rachel Weisz).
Además grandes reflexiones:

  • La importancia de aprender a cuestionarte todo para luchar contra los fanatismos.

  • Las similitudes entre los regímenes dictatoriales y el poder del cristianismo, como se van quitando poco a poco del medio a grupos disidentes hasta que ya nadie se levanta contra ellos.

  • Y una gran pena, la quema de la biblioteca y la represión cultural, hicieron que en los siglos siguientes no se avanzará en el descubrimiento del Cosmos.

  • Una indignante, como se relegó a las mujeres, casi hasta la edad moderna, a ciudadanos de segunda.

2 comentarios :

  1. Estoy de acuerdo, quizás es un poco lenta en algún momento pero a mí también me ha resultado muy educativa. Hipatia es un ejemplo de principios 100%

    ResponderEliminar
  2. Es una gran película para entender lo que es la intolerancia y el fanatismo.

    ResponderEliminar