11 junio 2010

Clases de golf con humor (XXIV).



Este curso escolar, me he propuesto mejorar el juego corto, para no "tener una salida de caballo andaluz y una parada de burro manchego" (una expresión que utilizó un compañero en el último torneo).

El golpe clave en cada hoyo es el de la entrada al green. De nada sirve un bonito swing con el drive o un tiro largo y recto con la madera 7 (por cierto, el mejor palo que llevo), si cuando te quedan 2 golpes para embocar, terminas con un doble bogey.

Una buena colocación es fundamental, para no topar la bola o sacar un chuletón. Parece que los capones (lo mismo que topar), los he superado. ¡Ay, los filetes!, me gustan demasiado.

Parece que imitar a los buenos golfistas no me funciona, y como no me pienso dar por vencida, he encontrado estos dibujos que ilustran el putt, el chip y el pitch.

No hay comentarios :

Publicar un comentario