14 junio 2012

5 razones para jugar al golf y disfrutar.

1 comentarios

1. Es un deporte difícil y como tal, te exige aprender continuamente. 

Desde el primer día con la forma en que se agarra un palo de golf  ya empiezas con la técnica  y nunca la dejas, a no ser que no quieras mejorar.

 El trabajo en el campo de prácticas, en casa haciendo ejercicios enfocados a mejorar el swing, viendo golf, examinando las partidas anteriores, charlando con golfistas, recibiendo y dando clases, leyendo libros, revistas, blogs, etc. En definitiva, todo lo que tengas a mano y te ayude en la inmersión del golf,  poco a poco, se va a  materializar en una mejora del juego.


2. Ayuda a conocerte y como te comportas ante las adversidades.

Existen reglas de etiqueta que te marcan un buen comportamiento cuando juegas (desde ir bien vestido hasta dejar el campo impoluto como te lo encuentras). Cuando realizas un deporte, en algunos momentos, vives las mismas emociones que en otros momentos de tu vida.

Crees que vas bien preparado para afrontar un torneo, y sin embargo, empiezas fallando todos los golpes o lo que es lo mismo, te presentas a un examen y las primeras preguntas, no eres capaz de resolverlas, ¿como te comportas? ¿Abandonas o sigues intentando sacar adelante el aprobado?.

Si quiere conocerte extrapola a situaciones diarias lo que te pasa en el campo de golf. Si ya te conoces, mejora en el campo de golf (con un juego) y quizás la próxima vez, cuando tengas tensión en otras circunstancias reacciones de una forma más correcta.


3.  Si no tienes el día bueno de golf, siempre te queda la belleza del campo de golf.

Quizás a muchos golfistas, esto no les sirve, juegan a diario y es su oficina a la que están acostumbrados a mirar.  Nunca se nos olvide que somos unos afortunados por realizar un deporte en la naturaleza y de la que puedes disfrutar durante todo el año.


4.  Se incrementa tu salud física y mental.

Después de 5 horas y unos 10 kilómetros andando a paso ligero, girar, agacharte y lanzar el  palo de golf , has hecho un gran ejercicio (para los escépticos, probadlo antes de opinar). Ya se sabe que se segregan endorfinas que te vuelven adicto y que te proporcionan bienestar.

El golf necesita máxima concentración para jugar bien. Cuando te concentras a tope en una actividad, olvidas el resto de las preocupaciones, muy saludable mentalmente para quitarse malas obsesiones.

Os aseguro que muchos días tras una partida de golf, tendréis la sensación de haber tenido unas cortas vacaciones.


5.  Haces amigos golfistas que comparten la misma pasión.

Encuentros como el twittour o individuales (mención especial para Pablo), van aumentando tu cuenta de amigos y te van llenando de satisfacción. Sin olvidarnos que tienes la oportunidad de incorporar amigos de todas las edades, ya que es de los poquitos deportes que te permiten competir con todo tipo de jugadores al disponer de un hándicap.

¿Cuáles son vuestras razones para jugar al golf y disfrutar?          

12 junio 2012

Entrevista a Chani.

1 comentarios

Conocí a Chani (Sebastiana García), alma máter de Galisteo en Talayuela. Ganó en el 2011 el campeonato de España femenino en cuarta categoría y ahora tiene hándicap 15,5.

Lleva 9 años jugando al golf a la par que la antigüedad del campo de golf de su localidad, Galisteo.

Ella, ayudó a formar las calles, los greenes y los obstáculos. Todavía se ríe cuando recuerda que las primeras formas eran lineas rectas, nada de doglegs ni de irregularidades. Los greenes eran de tierra y las bolas aterrizaban en los rebaños de ovejas que colaboraban en mantener un raf de tamaño aceptable.

Chani y Josefina

Actualmente ella se ocupa de todo lo que concierne al campo. Encargada, recepcionista, ayudante del profesor de golf, organizadora de torneos y con una amplia sonrisa, nos cuenta que también mecánica, arreglando las maquinas que se estropean relacionadas con el mantenimiento del campo.

El único conocimiento que tenía hasta hacerse cargo del campo de golf eran unos cursos de jardinería y horticultura. Por cierto, muy útiles para mantener los greenes sin enfermedades.

Empezó a practicar a escondidas por vergüenza a no hacerlo bien. Escuchaba al profesor y cuando estaba sola practicaba y practicaba. En el primer torneo que jugó se hizo 41 puntos, en este mismo campo de Talayuela.
 
Le pedí que me diera algún consejo para el swing y me indicó que es muy importante el tempo (apuntó a un vals con sus tatachan). El otro gran consejo que dio con su ejemplo, en la partida que jugamos junto a Josefina, es que a ella no le molesta nada cuando va a pegar a la bola (buena concentración).

También, nos dejó un buen ejercicio para mejorar el putt. Situar 5 o 6 bolas en línea recta separadas por el espacio de un poco más que una bola. A un metro en forma de triángulo poner otra bola. Tratar de meter la bola entre todos los huecos sin tocar ninguna.


Pero si de verdad se merece el honor de esta entrevista, es porque me parece importantísimo la labor que esta haciendo en una pequeña localidad extremeña por el golf.

Con los pocos medios que disponen, también los discapacitados tienen sus clases. Se han jugado Pro-am. Una vez al mes, organiza un torneo social y en las hojas de inscripción tienes que elegir chuletón o dorada que se asan al terminar las partidas con el jolgorio de los participantes. 

Y además si se te hace tarde jugando al golf, no te preocupes por el cierre del club; Tu mismo le echas la llave.

08 junio 2012

Campeonato de España Femenino de 3ª y 4ª Categoría 2012. Día 3 de Junio Ronda Final.

1 comentarios

Después de la buena actuación del sábado, al día siguientes salía en el partido estelar con Blanca y Verónica.


Me gusta jugar con chicas jovencitas, aprendo de su bonito swing y se me va pegando la poca tensión que ponen en los brazos.

Suelen ir acompañadas por los padres que les van haciendo de caddies. Y en esta ocasión, hasta dos buggies les seguían muy de cerca, ya que son el futuro del golf profesional.


En los primeros 9 hoyos terminé con un +8, desperdiciando alguna oportunidad de par. Algunas veces notaba muchos ojos mirando y no estaba del todo concentrada (propósito a mejorar en los siguientes torneos).

En el hoyo 5, salí con 6 golpes (el día anterior me hice 10). Pasaban los hoyos y los pares no se materializaban. Apareció el primer doble bogie en un par 3. Estaba en raf, cuesta abajo, a un metro de green y a 20 de bandera. Detrás del green un gran lago. El brazo se encoje y después de chipear, la bola aterriza en el antegreen. De ahí 3 putts y te endosas un 5.


Terminé con 93 golpes y una sensación de que podía haber dado más en el juego corto. Sabía al entregar las tarjetas que no era la tercera. Otra vez, pensé, me quedo a las puertas por no haber sabido aprovechar mis oportunidades.

Estando en el vestuario me enteré de que hasta los quintos tenían premio. Cuando miré la lista, sentí un gran subidón, un quinto puesto era más que satisfactorio, ya que por fin, todo el esfuerzo de éste año golfístico, en un campo como el de Talayuela, tenía premio.


Tanto Blanca (9 añitos, con un juego corto espectacular) cómo Verónica (pegaba el drive increíble y que se repuso del hoyo maldito número 5 donde se endosó 11 golpes) son con palabras mayúsculas, "unas grandes campeonas". En algunos momentos me iba de partido admirando como jugaban.

Aquí esta la noticia oficial de la Federación Española de Golf y los resultados.

07 junio 2012

Campeonato de España Femenino de 3ª y 4ª Categoría 2012. Día 2 de Junio.

0 comentarios


El día 2 y 3 de junio, mi amiga Josefina y yo, nos hicimos una escapada a jugar el Campeonato femenino de tercera categoría a nivel nacional en el campo de Talayuela. Todas las categorías (Alevines, Infantiles, Seniors, etc) y de diferentes procedencias participaron en el torneo.

Desde el primer instante tienes la sensación de estar ante una disputa importante. Las hojas en los tablones con el orden de las salidas, la normativa del torneo y una pizarra donde se iban a anotar los golpes de las dos jornadas.


Pilar (una local-player Extremeña), María Luisa (Cántabra) y una servidora, componíamos la quinta partida. Tengo que reconocer que tuve mucha suerte con mis dos compañeras (uno de mis miedos en los campeonatos). Buenas personas y sintonizamos muy bien.


Hasta el hoyo 5, iba jugando muy bien. Ya tenía en mi poder 2 pares y me había dejado escapar otro al no embocar un putt fácil.

Me encontraba ante el hoyo 5, par 5, dónde el día anterior en una ronda de reconocimiento había perdido 2 bolas. Indiqué a mis compañeras que cambiaba bola a una mala, porque no quería perder la recién estrenada.

Marisa con mucho acierto, me dijo qué no lo hiciera, ya que, eso me predispone a fallar. Evidéntemente, así sucedió. Perdí 2 bolas y acabé con 10 golpes.


Salí destrozada mentalmente, ya dí por terminado el torneo. ¿Cómo me iba a recuperar de los 10 golpes?.

Recordé todos mis consejos a los amigos ante el fracaso (qué fácil es aconsejar y qué difícil aplicarte), pensé que tenía que seguir disfrutando del placer de jugar y eché números. Si ya tenía 2 pares le tenía que quitar 2 golpes a los 10 para ir al bogey (objetivo que me había marcado) luego ya llovía menos con un +2 golpes en el hoyo (un triple bogey) que no era para tanto, ya que, quizás jugando bien habría salido con un doble bogey. Osea, qué por un golpe más no se había acabado el torneo.


Me concentré, conseguí otros 3 pares más y quedé la tercera con 90 golpes y bajada de hándicap (aunque el torneo era Medal, las bajadas se hacen con Stableford). Conseguí 38 puntos y hándicap 13.6 (mi record).

Disfruté mucho y aprendí la lección de Maria Luisa y del golfista, de permanecer siempre con mentalidad positiva.

Le pedí a mi mentora qué mostrará para todos vosotros éste golpe desde un alto raf y cerca de green. En varias ocasiones, demostró dominarlo en el torneo.



06 junio 2012

Campo de golf de Talayuela.

0 comentarios

Talayuela golf se encuentra situado en la carretera de Extremadura. Para llegar se accede a Navalmoral de la Mata y se continúa hasta la entrada de Talayuela-Este, punto donde el camino se bifurca entre el pueblo y el campo de golf. Llegamos en menos de dos horas desde Pozuelo.



El campo lo diseñó Seve Ballesteros. El paisaje es un gran encinar entrecortado por los claros de las calles del recorrido. En el horizonte se divisan las altas montañas de Gredos.



Cómo habitualmente me paso muchas horas practicando en las Rejas, me fijo mucho en las instalaciones que dispone cada nuevo campo de golf que visito.

En Talayuela, las instalaciones son excelentes. Para la práctica del juego corto, detrás del hotel, puedes probar todo tipo de golpes a 30 metros del green, un poco elevado para probar todo tipo de chipeos y aproach.

Posiblemente la única queja sea los múltiples insectos que pululan y que cuando termina el periodo estival, quizás si te pasas horas practicando, termines salpicado de picaduras.



Una amplia cancha de prácticas  para albergar a un gran número de jugadores, permite practicar desde alfombrilla o desde césped.

El putting green situado antes de la salida del hoyo 1 (cómo debe de ser)  para llevar afinado el golpe que te da la victoria y estar pendiente de la hora de tu partida.


Esta vez, gracias a los dossiers de galaxia golf antes de jugar disponía de una descripción del campo.

El campo se caracteriza porque muchos de sus hoyos tienen límites de agua. Algunos con grandes extensiones como el par 3 del hoyo 16, a 83 metros salida-agua y green. Y otros como el hoyo 5, par 5 que en mitad de su calle, se entrecruzan dos riachuelos que dificultan conseguir el par.

Pero si en un hoyo te libras del agua, te encuentras desniveles en las calles, dog-legs (giro pronunciado),  encinas, rough espeso y terreno muy húmedo que te exige pegar muy bien para no clavar el palo.

Los obstáculos de los bunkers, por cierto con agua en su interior, no le vi que añadiera mucha dificultad al recorrido.

Los greens están altos, por lo que tienes que entrar de vuelo para atacar la bandera, pero no estaban demasiado rápidos y las caídas se ven bastante bien.



Para que os hagáis una idea, este par 3, que se estrecha con los árboles y además tiene agua antes del green. Tienes que entrar sin desviarte absolutamente nada y esta a 120 metros más o menos de bandera.

En general, es un campo muy técnico, donde los grandes pegadores no tienen ventaja y sí los que dominen todos los golpes del golf, sin olvidarnos del golpe por excelencia, el mental.