06 junio 2012

Campo de golf de Talayuela.


Talayuela golf se encuentra situado en la carretera de Extremadura. Para llegar se accede a Navalmoral de la Mata y se continúa hasta la entrada de Talayuela-Este, punto donde el camino se bifurca entre el pueblo y el campo de golf. Llegamos en menos de dos horas desde Pozuelo.



El campo lo diseñó Seve Ballesteros. El paisaje es un gran encinar entrecortado por los claros de las calles del recorrido. En el horizonte se divisan las altas montañas de Gredos.



Cómo habitualmente me paso muchas horas practicando en las Rejas, me fijo mucho en las instalaciones que dispone cada nuevo campo de golf que visito.

En Talayuela, las instalaciones son excelentes. Para la práctica del juego corto, detrás del hotel, puedes probar todo tipo de golpes a 30 metros del green, un poco elevado para probar todo tipo de chipeos y aproach.

Posiblemente la única queja sea los múltiples insectos que pululan y que cuando termina el periodo estival, quizás si te pasas horas practicando, termines salpicado de picaduras.



Una amplia cancha de prácticas  para albergar a un gran número de jugadores, permite practicar desde alfombrilla o desde césped.

El putting green situado antes de la salida del hoyo 1 (cómo debe de ser)  para llevar afinado el golpe que te da la victoria y estar pendiente de la hora de tu partida.


Esta vez, gracias a los dossiers de galaxia golf antes de jugar disponía de una descripción del campo.

El campo se caracteriza porque muchos de sus hoyos tienen límites de agua. Algunos con grandes extensiones como el par 3 del hoyo 16, a 83 metros salida-agua y green. Y otros como el hoyo 5, par 5 que en mitad de su calle, se entrecruzan dos riachuelos que dificultan conseguir el par.

Pero si en un hoyo te libras del agua, te encuentras desniveles en las calles, dog-legs (giro pronunciado),  encinas, rough espeso y terreno muy húmedo que te exige pegar muy bien para no clavar el palo.

Los obstáculos de los bunkers, por cierto con agua en su interior, no le vi que añadiera mucha dificultad al recorrido.

Los greens están altos, por lo que tienes que entrar de vuelo para atacar la bandera, pero no estaban demasiado rápidos y las caídas se ven bastante bien.



Para que os hagáis una idea, este par 3, que se estrecha con los árboles y además tiene agua antes del green. Tienes que entrar sin desviarte absolutamente nada y esta a 120 metros más o menos de bandera.

En general, es un campo muy técnico, donde los grandes pegadores no tienen ventaja y sí los que dominen todos los golpes del golf, sin olvidarnos del golpe por excelencia, el mental.

No hay comentarios :

Publicar un comentario