31 agosto 2012

Resumen golfístico del verano.


Llevo 4 semanas en dique seco en cuanto al golf se refiere, casi se me han olvidado las vacaciones, pero intentaré resumir cómo me ha ido el verano.

Empezaré por el torneo de Dell & Intel en la IX edición en La Dehesa.

Nunca me podía ni imaginar, que a través de mi empresa, me llegara una invitación para jugar un torneo de este tipo, donde el anfitrión (en este caso dos empresas muy fuertes de ordenadores) agasaja a sus clientes (otras compañias de las más importantes en España).

La mayoría de los participantes son ocasionales y tienen un handicap alto (es curioso que cuanto más alto es el cargo menos tiempo tienen de dedicarlo al golf;  en Japón parece ser que no te contratan para directivos si juegas al golf y tienes un handicap bajo).


Desde que llegas hasta que te vas, todo son atenciones, regalos y ágapes. Como ya hace mucho calor en Madrid, se juega en buggy y en el recorrido te ofrecen bebidas, picnic y toallas húmedas para que te refresques.

No fue un día muy bueno de golf, pero ya se sabe, en el país de los ciegos el tuerto es el rey. Terminé con 33 puntos stableford y sin hacerme ninguna ilusión de premio, ya que no había categoría femenina (y támpoco eramos demasiadas jugonas en las empresas).

La sorpresa fue precisamente que la propia organización decidió que con mi hándicap (según ellos bastante bajo 13.7) con ese resultado por encima de los 30 puntos, tenían que obsequiarme con la bolsa blanca que aparece en la foto.

Ojalá me vuelvan a invitar al año que viene, aunque veo difícil que sin ser directiva cuele, aunque como ya le dije al comercial que lleva la cuenta de mi empresa, "te prometo que seguiré mejorando al golf y siempre te voy a dejar en buen lugar" jejeje.


Las verdaderas vacaciones de golf, las vivo en Islantilla, donde juego todos los días o entreno.

El tiempo ha sido primaveral y no tenía que esperar hasta la caída de la tarde como otros años, para echarme mi partidita.

Así qué este verano he terminado muy contenta, he jugado mucho y además he conseguido mi máximo nivel. En el recorrido verde (el más fácil) le hice +4 al campo (con 5 pares y un birdie). Todo un récord. Y en el amarillo (el más difícil) también he roto barreras, únicamente me queda para hacer el par al hoyo del barranco (un par 5) que todavía no consigo saltarlo en el segundo golpe. 

Claro que estos resultados no coincidieron en el mismo día y ojalá se hubiesen aproximado un poco al resultado de la único torneo que participé por parejas.

Jugaba por primera vez con Nicolás (el primero por la izquierda) que le conocí el día anterior del torneo. Nicolás es un senior con hándicap alto que le pega largo y la falta de experiencia le llevó a fallar mucho en los primeros hoyos sobre todo con putt fáciles.  Me desconcentré y también empecé a cometer más errores de los normales. La próxima vez que juegue dobles intentaré ayudar todo lo posible al compañero pero siempre consideraré que estoy sola para el resultado.

El torneo estaba patrocinado por "La despensa del mar", especializada en mariscos a domicilio, así que la recompensa estaba asegurada, en el hoyo 19, "Nos pusimos morados de gambas" jejeje.




Y eso ha sido todo amigos. Os dejo con un montaje de Alvarito que me hizo mucha ilusión, de una foto sin posar del torneo de empresa.

1 comentario :

  1. Que interesante y afortunada eres M. Carmen jugando ese pedazo torneo de empresa.
    Me alegro mucho que la organización te reconociera el mérito de esa forma.

    Con respecto a tus vacaciones, envidiables, buen destino.

    Ahora toca volver a la realidad y luchar por nuestros objetivos.

    Saludos.

    Beatriz García
    www.golfymoda.com

    ResponderEliminar