04 diciembre 2012

Torneo en La Moraleja (Campo I).


Tenía muchas ganas de conocer el I, después de haber estado en La Moraleja II. Me habían dicho lo bonito y técnico que es. Después de jugarlo, me quedo con la impresión de haber estado en un campo diferente al resto de los que he visitado en Madrid.



La mejor opción de acceso es por la Nacional I (carretera de Burgos) salida 16, a partir de ese punto, lo mejor es llevar un navegador, si no te quieres perder por las calles, casi sin tráfico, de acceso a los numerosos chalets del lujoso barrio residencial.



Siempre recordaré esta primera vez por la gran helada que retraso las salidas de las partidas en una hora y todavía los primeros hoyos los jugamos con riesgo de caída por patinaje (Jajaja).

Tuvimos mi amiga Josefina y yo, la gran suerte de compartir partida con Cleo, jugadora local con una educación exquisita y excelente anfitriona, que nos iba narrando los peligros de cada hoyo y curiosidades en el recorrido.




Fijaros en la fachada de esta casa con adornos de cabezas o el bar con su barra y camarero en medio del campo (¡como tiene que sentar de bien, una cervecita bien fría en verano con este paisaje!).



El agua y la espesa vegetación, formada desde hace muchos años, le hacen singular. En algunos momentos pensé estar transportada a otro lugar. Nunca he jugado en el norte de Europa o en Canadá, pero me lo imagino así, con  grandes lagos, árboles muy altos y un cielo de invierno.

Cada hoyo tiene que ser bien pensado técnicamente. No sirve pegar mucho y avanzar, tienes que pensar cual será tu siguiente tiro y si te conviene jugar a quedarte corto y como decía Cleo, dejarte 50 metros para entrar cómodamente en green, evitando los bunkers enormes o huyendo del agua.


El tamaño del green es medio y no observé demasiadas caídas, por tanto una vez dentro casi desaparece el riesgo del tripateo. Prueba de ello que yo hice 28 putts en total (y no soy especialmente buena pateadora).

Termine con 29 puntos stableford, que no son una maravilla, pero tuve 2 equivocaciones gordas que quizás la próxima vez las pueda solventar, con el miedo al agua, en un tercer golpe teniendo el agua rodeando el green, en el hoyo 12, elegí como destino un bunker.

¡Gran error!. Salir de bunker cuando la bandera esta a mitad de camino del agua, es volver a tener el mismo problema que intentabas quitarte.

En el hoyo 17, dudé del tiro a bandera o por la izquierda (approach y putt). Y ya se sabe, te tienes que comprometer y a por todas. Al final decidí tirar a pasar todo el agua, un poquito de globo y agua. El dropaje era de nuevo desde la salida. Elegí la segunda opción (mi primera idea) y le hice el par.



Me encantaría volver y poner en práctica el secreto de Cleo, golpe alto a 50 metros a green,  que tanto ella utiliza en este precioso campo.

1 comentario :

  1. Hola M. Carmen, vaya Campo que has jugado, precioso. Bonitas fotos.

    Beatriz García
    www.golfymoda.com

    ResponderEliminar