15 marzo 2013

Los tocados de Anaida.



Anaida Marcos estudió Bellas Artes y se especializó en Restauración de Obras de Arte. La conozco desde niña, cuando además de compartir partidas de tenis, diseñaba las portadas de las fiestas de la urbanización.

Ella mejor que nadie os puede contar como ha surgido este proyecto.

M.C ¿Estas trabajando actualmente en Restauración?.

Anaida: Pues en estos momentos, por suerte sí, colaboro desde 2007 con una empresa que se llama Garbi Madrid que tiene el taller de restauración en Galapagar, y con ellos realizo la restauración tanto de pinturas de caballete (lienzo y pintura sobre tabla), como de marcos, tallas y muebles, aparte de trabajos de dorado y pintura decorativa.

M.C. ¿Cuáles han sido tus trabajos de restauradora más importantes?

Anaida: Pues los tendría que agrupar en tres etapas: la primera, en el taller de restauración del Museo Thyssen Bornemisza, en el que estuve como becaria nueve meses realizando tareas de investigación de productos de restauración en colaboración con el laboratorio químico del taller para escribir mi tesina, también pude colaborar en la restauración de diversas obras de la colección del museo, así como en el montaje de varias exposiciones temporales de gran relevancia entre las que puedo destacar la de “Sorolla” y la de “Van Gogh” entre otras.

La segunda etapa sería la de colaboración con la empresa Artemón en la campaña de restauración que realizamos en la Capilla Palafox de la Catedral de Burgo de Osma.

Y la tercera, con la empresa Garbi Madrid restaurando múltiples obras en el taller como ya mencioné anteriormente, y también realizando la campaña de restauración del alfarje policromado de la antigua “Casa de la Moneda de Toledo”, sede hoy del Consejo Consultivo de Castilla La Mancha.

M.C. ¿Cuál sería tu sueño a nivel profesional?

Anaida: Mi sueño a nivel profesional sería, yo creo que como el de la mayoría de restauradores de este país, poder trabajar en alguno de los museos estatales más importantes, como por ejemplo el Museo del Prado, tanto por la calidad de la obras que allí se manejan como por los medios técnicos que ofrece y la valía de los profesionales que integran su plantilla.


Mientras llega ese gran momento que no dudo que aparecerá, Anaida ha encontrado otra forma de crear y al mismo tiempo de ganarse la vida.

M.C. ¿Cómo se te ocurrió el primer tocado?

Anaida: El primer tocado, surgió un poco por casualidad, me lo hice para un vestido que me compré tipo años 50 para la boda de una amiga, y como quería llevar un tocado y no encontraba ninguno a precios asequibles que me gustase, pues decidí hacérmelo yo misma. Y a partir de ahí, a mis amigas les gustó el resultado y me animaron a que hiciese algunos más, y luego me empezaron a pedir que diseñase broches y demás, y así fue como comenzó todo este proyecto.

M.C. ¿Qué tipos de adornos diseñas?

Anaida: Pues tengo gran variedad, la verdad, porque realizo tocados por encargo con los materiales colores y formas de sujeción que se quieran tanto para señora como para niña, también hago tanto broches muy variados como adornos para zapatos que puedes ponerte en unos que tu tengas o en otros nuevos para darle otro toque más especial en algunas ocasiones, además estos últimos se pueden realizar también combinados con el tocado o con el broche si es que se quiere.

M.C. ¿Cuáles son los materiales utilizas?

Anaida: Los materiales que empleo son muy diversos, pero sobre todo intento buscar materiales sencillos como cintas de rafia, cremalleras, plumitas, botones, flores de tela, fieltro, etc. y, últimamente, las cápsulas de nespresso para convertirlos en materiales que combinados con un poco de imaginación den aspecto de pequeñas “joyitas” que además puedan salir a precios asequibles al cliente.

M.C. ¿Dónde te podemos encontrar para ver tus colecciones?

Anaida. Pues de momento no tengo tienda física, por lo que todo lo que voy haciendo lo podéis consultar en mi blog: lostocadosdeanaida.blogspot.com, tengo en construcción el facebook de “LOS TOCADOS DE ANAIDA”, y luego también las podéis ver físicamente en los stands de las ferias que voy realizando a lo largo del año, las cuales publicito en el blog.

M.C. ¿Te han hecho algún encargo al por mayor?

Anaida: Pues sí, este verano tuve un encargo bastante importante para una firma de ropa y complementos, ROCK-E, con tienda de la calle Hermosilla de Madrid, y que me encargó toda una colección de 120 broches de fieltro inspirada en motivos españoles como abanicos, castañuelas, peinetas y capotes toreros, todos ellos para venderlos junto a prendas de punto de la firma como jerséis, rebecas, capas y vestiditos.


Como se puede apreciar, Anaida no descuida ningún detalle. Fijaros en la bolsita y en la tarjeta incluida con el broche que adquirí.

M.C. ¿Recibes encargos personales?

Anaida: Sí, por supuesto, y la verdad es que muchos, porque al trabajar por encargo puedes acoplarte mucho mejor a las necesidades del cliente, en cuanto a diseño, colores, materiales, que se pueden incluir también retales del traje o vestido que se tenga para hacer que el tocado o complemento vaya perfecto al modelo que se vaya a lucir, así como los tipos de sujeciones traseras que sean las que mejor se adapten al tipo de cabello de cada uno (peinetas, diademas, cintas).

M.C. ¿Qué destacarías como innovador en tu trabajo?

Anaida: Sobre todo hacer un trabajo bastante personal y personalizado, intentando dar versatilidad a los complementos, por ejemplo, tengo algunos broches que se pueden utilizar también como minitocado porque llevan la sujeción trasera con las dos posibilidades de broche y pinza. Y luego también destacar que los adornos para zapatos no estropean tampoco tu calzado por su sujeción trasera en forma de “clip”, y que por ello también los puedes utilizar como broche.


M.C. La pregunta más material de todas, ¿Cuánto cuestan?

Anaida: Pues sobre todo, como ya he dicho anteriormente, busco que más ahora más que nunca con los tiempos de crisis que corren, este tipo de complementos sean lo más asequibles posible, así que podemos encontrar tocados para señora, la mayoría entre 35€ y 55€ dependiendo del diseño, tamaño y tipo de materiales; entre 25 y 30€ los de niña; broches entre 12 y 30€, adornos para zapatos, entre 15 y 25€.

M.C. Y para despedir deseándote mucha suerte en el proyecto, ¿Quieres añadir algo más?

Anaida: Creo que no, solo animar a la gente que tenga un buen proyecto en mente que lo intente poner en marcha y dar las gracias a todo el mundo que desde el principio me ha apoyado en esta aventurilla, en especial a mis padres, sobre todo a mi madre (en la foto anterior con Anaida) que fue la que me hizo apuntarme para probar suerte a la feria de la “Mujer Emprendedora de Pozuelo” del año pasado (2012, mi primera feria) y que siempre está ahí como excelente comercial y lo que haga falta, a mi novio que siempre me apoya y me echa todos los cables del mundo con todo lo referente a la plataforma informática del blog y demás, a mi familia, amigos y a mis clientes que cada día van siendo más, y por último, decirles a todos que sin ellos esto no sería posible.

Muchas gracias de parte de Anaida y mío,  para todos los que os intereseis por "Los tocados de Anaida".

1 comentario :

  1. Tus trabajos son fantásticos en general...pero los modelos de turbantes me dejan sin palabras.¡¡¡¡Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar