13 agosto 2013

Una noche con Gabino (diez años después).

"Memoricé mis primeras críticas negativas y se las recitaba a la gente"

A Gabino Diego le vi por primera vez en una gran película "Las bicicletas son para el verano" (por cierto, su primera) y sin ser consciente, he seguido su trayectoria en los 30 años que lleva actuando.

En Agosto y en Madrid, una opción recomendable por el coste comparándolo con el cine es acudir al teatro y allí estuvimos, sin conocer previamente de que iba la obra.

Realmente, me pareció entrañable, un humor saludable, nada ácido, con cierta tendencia a la nostalgia a los actores y músicos que son y han sido parte de nuestras vidas.

Gabino, ni es tan feo ni es tan tonto "semitonto", sabe recitar y por supuesto cantar.

Lo único que tengo dudas es sí, la gente joven conoce a los actores y personajes que están retratados.

Gabino es el amigo cercano que sabe contar sus vivencias, pensamientos  y situaciones cotidianas, extrayendo el sentido del humor y las risas,  donde a veces se nos olvida buscarlo, en lo más sencillo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario