09 diciembre 2013

Campo de golf, Parador Málaga Golf.


El Parador que alberga al campo está a la salida de Málaga.  En el centro comercial Plaza Mayor, a una manzana del hotel, hay un tren de cercanías que a pocos minutos os deja en el centro de la ciudad con parada en el aeropuerto.

Aquí tenéis la página web con todos los detalles del campo de golf.

Tiene muchos abonados, así que no esperéis estar solos jugando en invierno. Las salidas por el hoyo 1 a primera hora de la mañana, están bastante copadas y con esperas en el recorrido.

Como curiosidad, además de los 18 hoyos históricos (datan de 1925), también tiene 9 hoyos tipo link, señalados en azul (no me dio tiempo a jugarlos, aunque los tenía gratis con la oferta de Golfspain).




La proximidad al aeropuerto hace que desde las 7 de la mañana estén pasando por encima de tus cabezas aviones de todo tipo y tamaños. Tengo que reconocer que el primer día que jugué, estuve más pendiente del colorido del cielo que del golf.

Es un recorrido bastante franco, no tiene trampas que no se puedan ver. Los greens se encuentran en perfecto estado y siempre se aprecian bastante bien la distancia a la bandera desde la calle. Sin ser demasiado grandes, algunos tienen pianos y caídas que pueden complicarte el resultado.

Según me apuntó un socio, para las mujeres, quizás tengamos pocas ventajas en cuanto a acortar metros. Los pares 3 son largos (dos de ellos de más de 150 metros) y el hoyo 6, con 133 metros tiene un bunker frontal y un green pequeño que casi imposibilita dejarla cerca de la bandera.


Una de las cosas que más aprecié, es la poca distancia que hay entre hoyos y que el recorrido sea llano sin cuestas,  puede ser una dato a favor para los golfistas que no puedan caminar mucho.



El agua casi no juega, pero mi bola desapareció en el hoyo 3, debido a la colocación estratégica de la bandera que estaba detrás justo del obstáculo.

El personal que atiende el campo como todos los que compartieron partida (cada 9 hoyos cambié de compañeros y jugué 2 días), fueron muy agradables y grandes anfitriones. Además practiqué Inglés con dos suecos (uno de ellos jugador de fútbol de primera división) y me enteré por un suizo-español que si pierdes hoyo en Suiza, el marshall te manda al hoyo 18 y si en ese momento esta ocupado, ese día te vas a casa sin jugar (es una manera de escarmentar definitivamente para los jugadores lentos o que no aplican bien 
las reglas de cortesía).

Siempre es enriquecedor salir de tu entorno y charlar con los local-player. Parece mentira como cambia el manto verde (se nota mucho al ejecutar los approach) en lugares distintos de nuestra geografía, ni que decir tiene el diferente paisaje, el tipo de vegetación y el clima (debido a la alta humedad por la proximidad al mar, la bola vuela menos) y ahora que estamos con los rigores del invierno en Madrid, agradeces unos grados más y unas heladas menos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario