30 enero 2014

Plante su madera 3 y haga que crezca.


El título viene a cuento de un símil que se me ha ocurrido al comparar el cuidado de una planta con el aprendizaje de la madera 3.

Cuando plantas una semilla en una maceta, la mimas hasta que brota, crece y es fuerte, después la riegas cada semana para mantenerla grande. Sin embargo, cuando practico la madera 3, empiezo con mucha paciencia,  la practico hasta que me sale un poco bien (brota) y entonces ya, considero el trabajo hecho.  La diferencia está en que la madera 3 no es fuerte, no tiene raíces profundas y en cuanto me descuido un poco (de practicarla), se muere.

Ha llegado el momento, de hacerme amiga de mi madera 3, de pegarme a ella como una segunda piel, de que cuando la agarre en mis manos reconozca su peso, su longitud, la empuñadura, que todo en ella me sea familiar, para que me dé tanta confianza como la que tengo en mi madera 7 (por cierto, me salva de la quema cuando con la 3 voy a rastras).

Para conseguirlo, me propongo las siguientes tareas:

Repasaré la técnica a menudo.

-> Posición erguida, barbilla levantada, ojo izquierdo mirando a la bola.
-> Subida amplia y despacio mirando la cara del palo más tiempo a la bola.
-> Sentir como me enrosco por mi cintura, sin dejar caer el palo en lo alto del swing.
-> Tirar de la cadera izquierda, al mismo tiempo que bajo el codo lentamente, dando la espalda al objetivo (el punto más importante).
-> Seguir quebrada de manos todo el tiempo que pueda (lag).
-> Soltar brazos y manos, fijándome que mi cadera se ha apartado lo suficiente para tener espacio para que los brazos en el impacto estén estirados y mi cabeza se ha quedado atrás.

En cualquier sitio que pueda manejar la madera 3

-> Chequearé los puntos anteriores a cámara lenta.
-> Realizaré los swings suaves y con la única idea de asimilar bien la técnica y darle ritmo.

En cada sesión en la cancha,  la dedicaré al menos media hora de mi tiempo.

-> Empezaré con los dos puntos anteriores.
-> Hasta que no sienta que voy a dar un buen golpe, no lo haré y seguiré haciendo prácticas con el swing.
-> Una vez que consiga solidez con un buen stance, practicaré con bolas en cuestas. 
-> Me grabaré cada cierto tiempo para ver los avances o fallos en la técnica.

Antes de las partidas, en vez de calentar con el drive como la mayoría de los golfistas, usaré la madera 3, rozando hierba y hasta que consiga buenas sensaciones.



Me daría más que satisfecha, sí llegase a manejar la Burner SuperFast con el nivelazo de Pedro, senior con Hc 8. Amablemente se ofreció a posar como modelo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario