12 mayo 2014

Mutua Madrid Open. Final 11 de Mayo 2014.


Se repitió la final de dobles del 2010 pero con ganador diferente. Los hermanos Bryan jugaron un tenis correcto pero sin empuje. Acompañó el saque al veterano Nestor (42 años) y Zimonjic le ayudó bastante con los toques de muñeca en las voleas, logrando aquí su segundo título de campeones.


María Sharapova, se quito la espinita del año pasado jugando un segundo y tercer set implacables (fuerza bruta y ángulos infernales) contra Simona Halep que no pudo contrarestarla.

Tenía esperanzas después del buen primer set de Simona, que supiera variar el juego (un cortado, un liftado, una dejada, una blandita, etc.) pero mantuvo el todo el tiempo el golpe liftado con una jugadora que le va como anillo al dedo, ya que María al ser muy alta, pegaba la pelota a placer.


La estrella del día era sin duda Kei Nishikori, venía de ganar el Godó, a Ferrer en las semifinales y apunto estuvo de deshacerse de Nadal si no llega a ser por una lesión.

Personalmente, creo que Nadal, empezó simplemente pensando que con su golpe liftado con peso y alto, podría hacer mella en el japonés. Se encontró con un jugador muy rápido en la colocación, que restaba de fábula y en un momento dulce donde te sale todo.

Con el break a favor de Nishikori en el segundo set, el partido parecía sentenciado. Nadal, volvió a demostrar porqué es tan grande. Tiró de humildad, paciencia y ayudado por el público se entregó a "darlo todo". Cada punto se jaleaba a modo de Copa Davis y a medida que Rafa ganaba terreno, al japonés, el físico le fallaba.

Sí Rafa no hubiese creído en la remontada, el nipón hubiese ganado. De todos modos, tengo que felicitar a los dos tenistas, a Kei Nishikori por un tenis divertido que puede ganar a cualquiera y a Rafa Nadal, porque es y será "Nuestro campeón".


No hay comentarios :

Publicar un comentario