06 octubre 2014

Sesión de entrenamiento de golf con 0, 5, 10 y 20 bolas.


Foto de Mulligan Golf Sevilla.

¿Quién dice que entrenar es aburrido?. Os propongo una sesión para hora y media que a mi, actualmente, me resulta variada y amena.

 

El Putt con 5 bolas 20'


Colocar las 5 bolas en círculo alrededor del hoyo y aplica porcentajes de aciertos. Por ejemplo, a distancias pequeñas embocar las 5 bolas, es decir, conseguir un 100% de aciertos. A distancias mayores elige tu el porcentaje (4 de 5, 3 de 5). Si la distancia es de 7 u 8 metros decide cuantas vas a dejar prácticamente dadas. Intenta conseguirlo aunque tengas que hacer unas cuantas repeticiones.

Ejercicios sin bolas 20'


Empezar calentando a modo general con los 4 ejercicios gimnásticos.

Repasar los movimientos del swing de dos planos.

Realizar el swing sólo con el brazo izquierdo.

Juego corto con 10 bolas 30'


Poner especial cuidado en la forma de agarrar el grip y en la posición de partida.

1. Realizar chip y approach de la misma forma que con el putt, con porcentaje de aciertos a objetivos que te marques, también variando que la bola se encuentre en raff o en desniveles. 

2. Con un wedge aprender a estirar bien los brazos y a impactar bien. El ejercicio consiste en realizar medios swings a distancias de 30 a 40 metros y perféctamente ejecutados. Las bolas se tienen que elevar bastante si se impacta correctamente.

3. Detrás de árboles, con un wedge subir por encima para que las bolas se mantengan más tiempo en el aire premiándonos con más distancia.

4. En el bunker con el lobwedge (60º) sacar 5 bolas a bandera corta y con el wedge (56º), las otras 5 a bandera larga en el green.

Juego largo con 20 bolas 20'


Pon 2 bolas cada vez en el suelo. La primera con un tee y un hierro corto (Pitch y 9). Elige un destino, chequea bien tu posición de partida y dispara. Con la segunda bola, repite lo mismo desde la hierba.

Los swings de pruebas, sólo se dan con objeto de relajar y quitar tensión muscular.

Sí el golpe no ha salido del todo bien, puedes repetir otra vez. No ensayes técnica, salte a la zona de reflexión, piensa que crees que ha pasado (p. e. el brazo izquierdo que sea más activo, aflojar el grip, ritmo,  etc).  Pon una imagen en tu cabeza de un gran swing y ya, estás listo para volver a posicionarte y llevar de nuevo la bola al objetivo.

Vete incorporando palos largos (8, 7, ...)  hasta llegar a las maderas y al drive. Este ejercicio es estupendo para adquirir una rutina de juego y en el campo delante de la bola, nunca pensar en la técnica.

Ya sabéis, "En la cancha se curra y en el campo se deja que ocurra". Espero que os sea útil y disfrutéis entrenando.

No hay comentarios :

Publicar un comentario