28 abril 2015

10 refuerzos mentales para creer en ti, del "Golf no es el juego de la perfección".


Este mes el trabajo será fácil, obtener refuerzos positivos releyendo los 10 consejos resumen del libro estrella de Rotella. Escucharé con cada punto la voz del gran Bob, diciéndome, "Buen trabajo".

1. El potencial del golf depende fundamentalmente de la actitud del jugador, de lo bien que ejecute los wedges y el putter, y de lo bien que pueda pensar.

Disfruto entrenando el juego corto. Es un reto divertido con cada golpe intentar embocar, bien con los wedges alrededor del green o con el putt en cualquier lugar del green. Estoy trabajando mi actitud con los compromisos adquiridos de La Mente del Golfista.

2. El golfista debe entrenar su swing y luego confiar en él. 

Quizás todavía no he llegado a ese swing que me gusta y sigo modificándolo con mejoras del mes. Pero cuando juego, cada vez más, intento dejar la mente en blanco y que fluya el movimiento con ritmo.

3. No existe un golfista que juegue por encima de sus posibilidades. Una buena racha es únicamente una muestra del verdadero potencial de un jugador.

Pensar en los buenos golpes o esas rachas mágicas en algunos torneos donde sin esfuerzo todo sale. Recuerdo donde llegó mi hándicap, 10.2 y el resultado de 78 en Somosaguas, no es flor de un día. Si una vez lo conseguí, puedo repetirlo.

4. La paciencia es una virtud cardinal en golf. Para mejorar, un golfista debe aprender a esperar a que la práctica y el pensar correctamente den sus frutos.

Algunas veces, te parece que no avanzas aunque nunca has dejado de trabajar. ¿Cuantas veces te ha pasado que en un momento, se te ha encendido la bombilla o alguien en un momento determinado, te ha ayudado dando un empujón a tu golf?. Como decía Picasso, "cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando".

5. Los jugadores con buenas actitudes constantemente supervisan su forma de pensar y reaccionan en cuanto ésta empieza a fallar.

Tengo mecanismos para defenderme de mi propia cabeza en el campo. Lo primero es mantenerme en el presente y divertirme con cada reto que se me presenta. Al igual que en la vida, sólo tenemos el presente. El pasado, como indica la palabra, ya pasó y no se puede modificar. El futuro esta por llegar; con una buena actitud en el presente, preparamos un futuro mejor. 

6. Antes de realizar cualquier golpe, un jugador debe escoger el objetivo más pequeño posible.

Me he acostumbrado cuando practico a focalizar puntos pequeños donde quiero que vaya la bola, por tanto cuando juego es parte de mi rutina.

7. La base de la consistencia es una sólida rutina previa al golpe. 

Intento hacer siempre la misma secuencia previa al golpe. Girar y relajar con swings dominando el brazo izquierdo. Después focalizar donde quiero que vaya la bola, imaginando el vuelo. A continuación imito el stance de  Karrie Webb y lista para disparar.

8. Pase lo que pase con cualquier golpe que dé, acéptelo. La aceptación es el último paso de una sólida rutina.

He aprendido a base de ver los campeonatos de pros que hasta los grandes, dan golpes malos, pero no por eso dejan de ganar torneos. El mejor jugador lo es, no por ser perfecto, si no por saber arreglar cuanto antes los fallos.

9. En el tee del uno debería usted tener dos objetivos inmediatos. Uno es divertirse. El otro tiene en cuenta involucrarse en el juego, y no en el resultado.

El golf es en estos momentos es lo que más me divierte. Me gusta jugar y ganar hasta en las chapas. Luchar hasta el último golpe como si fuese a conseguir el golpe estrella del día, compensa cada minuto de golf.

10. Un buen jugador nunca debe permitir que le disguste jugar con otro jugador, porque podría ser su compañero de juego en una vuelta importante.

De una forma natural, tiendo a hacer amigos con las personas que me voy topando. Siempre encuentro algo bueno en cada jugador y se lo hago saber. De momento me siento muy a gusto con todas las chicas de los 3 ranking de Madrid que actualmente participo.

Para finalizar, de lo que me siento más orgullosa es del

"Proceso, y no el resultado final, es el que enriquece la vida. Quiero que la gente con la que trabajo se levante cada mañana con entusiasmo, porque cada día supone otra oportunidad para lograr sus sueños." (Bob Rotella)

No hay comentarios :

Publicar un comentario