05 noviembre 2015

Torneo abierto en el campo de golf La Moraleja 4.


El año pasado jugué este mismo torneo en uno de los campos más bellos que he visto hasta el momento, La Moraleja 3.  Para completar todos los recorridos del privado club de La Moraleja me faltaba conocer La Moraleja 4.

Para los que vais por primera vez os diré que sigáis estas indicaciones, salida carretera 23 de la Nacional I dirección Algete y en la segunda rotonda dirigiros a Fuente del Saz. Enseguida os salís en la 16 a Cotolengo.  Una vez que se pasa por debajo del puente aparecen los carteles del club.


Las instalaciones de prácticas son inmejorables como corresponden a un club de lujo. Lo único que se echa en falta es el stroke saver aunque últimamente lo estoy supliendo con las app para Iphone de Golfshot, GolfLogix y la mejor Golf Pad.

El torneo se jugaba desde barras azules con el símbolo de las ardillitas típico del club. Desde rojas el campo es bastante corto y prueba de ello es el bajo slope que te dan, con 7 golpes para hc 10.  


Si tengo que apuntar la dificultad del campo os diría que los greens y el círculo que le rodea. El juego corto es fundamental para salir airoso en este campo tipo link. Los green son enormes, muy movidos, rodeados de bunkers y rough.

Cuídate mucho de atacar a las banderas, ya que parar la bola es casi imposible en el pique, así que puede que con un gran golpe, tu bola termine en rough, bunker o tan alejada del hoyo que necesites 3 putts para embocar. Es quizás más recomendable no ser tan agresivo, examinar bien donde es mejor colocar, contando con un poco de caída, para después solventar con 2 putt.


El campo estaba impecable, las calles son mullidas alfombras, los bunkers con la tierra justa y bien rastrillados; hasta el rough parece que lo tienen a la misma altura. Únicamente por poner alguna pega, se echa de menos un poco más de señalización entre el hoyo 5 a la salida del 6. 


Bonito contraste hacen los matojos con el colorido de las calles y dan tanto miedo como el agua, ya que puedes perder una bola de la misma forma y, en algunas partes, están limitados con barras rojas (luego no se puede apoyar el palo si decides jugar dentro).

El agua frontal solo interfiere en el hoyo 7 par 3, corto y lateral sin dar demasiado miedo en los hoyos 2,  6 y 14.


Doy fe, que aunque no seas una jugadora demasiado larga, yendo recta y con un buen juego corto se le puede hacer un gran resultado. El primer día cumplí mi hándicap con 84 golpes y 35 puntos, quedando tercera.

El segundo día (de forma equivocada) intenté acercarme más a las banderas con los approach y los resultados iban engrosando mis dobles bogey. Poco a poco tu confianza va mermando y le pones menos empeño (quizás me hubiese quitado 3 o 4 golpes con más garra), el resultado de la segunda ronda 94 golpes.



Ha merecido, y mucho, la pena este torneo. He tenido la gran suerte de conocer y compartir partida con dos grandes jugonas Susana y Mari Cruz que aman el deporte femenino hasta el punto de tener una emisora de radio (www.somosmuchasport.com).

A partir de ahora seré una fiel seguidora de su programa semanal GOLFHADAS donde cualquier golfista, a parte de estar informada de lo que acontece en el golf femenino, se sentirá participe e importante de sus pequeños logros.

No hay comentarios :

Publicar un comentario