11 enero 2016

Impacto a la bola por Fabián Lozano. Mejora de enero.


Continuemos con las mejoras del curso escolar dedicadas al momento del impacto. Fabián Lozano, profesor y con un canal de vídeos para aprender los fundamentos del golf, nos va a explicar con absoluta claridad los errores que cometemos en el toque a la bola.



Una de las causas de la falta de potencia es cucharear el golpe. Muchos de nosotros vemos que no hacemos metros y lo notamos más con los hierros. Eso se debe al abrir la cara del palo con las muñecas en el momento del impacto y convertir, por ejemplo, un hierro 6 con menos loft en un hierro 8 (que tiene la cara más abierta) con la consiguiente merma de distancia.

En el minuto 4' se ve perfectamente que las manos pasan después que el palo (justo lo contrario de lo que perseguimos), de ahí que no haya comprensión,  perdiendo distancia.

Para realizar tiros consistentes y con potencia, se necesita no parar la rotación del cuerpo en el impacto y poca acción de manos.



No sería un gran profesional, si no corrigiese con ejercicios los errores y nos alentase a conseguirlo, con unas palabras que suscribo repetitivamente en esta sección, "Todo cambio en tu cuerpo y mente requiere tiempo".

He extraído únicamente desde el minuto 3:23  hasta el 4:40 donde nos muestra el ejercicio y que repetiremos para ir ganando consistencia y velocidad de swing.



Partimos de la posición de impacto en el stance. Detallada en los 4 pasos a fijarse que anoto a continuación.

1. El codo derecho en la cadera.
2. Codo izquierdo apuntando al objetivo, un poquito flexionado y un poquito separado.
3. Manos adelantadas.
4. Giramos las caderas a la izquierda.

La velocidad del swing se genera con el movimiento de las caderas, girando a derecha y a izquierda. Es suficiente con medio swing, manteniendo los brazos rectos al objetivo.

Es muy acertado este ejercicio en mi caso, por una parte necesito no parar el golpe y por otra, desgirar la cadera con potencia en el swing. Si además consigo tener correctamente los brazos y manos en el momento del impacto, sin pronar la muñeca, habría conseguido algo más que matar 2 pájaros en un tiro, habría matado 3 jaja.

En la revista GolfDigest de mayo del 2012, Rick Smith escribía más de lo mismo, aconsejándonos que simulásemos el finish del swing desde la posición de impacto. Se puede hacer como rutina pre golpe hasta que logremos recrear la misma sensación en el juego real.


Seguiré en el empeño una y otra vez de comprimir a la bola, también repitiendo los otros ejercicios que me propuse anteriormente,
Doy las gracias Fabián Lozano y me apropio también de sus estimulantes reflexiones "El éxito es directamente proporcional al compromiso y dedicación que pongamos durante ese trayecto".

No hay comentarios :

Publicar un comentario