24 febrero 2016

Potenciar el putt. (mejora de marzo)


Comprobad que Aurelia Basagoiti es tan buena fotógrafa como golfista.

Ser buen pateador te puede ayudar a salir airoso aún en días malos de golf. Hasta la fecha la única forma de saber como medirme, era llevando estadísticas de los putts que hago en cada torneo, ordenándolos por fechas y por campos (importante saber si los fallos los tienes por ser greens rápidos).  Sin embargo, después de anotar un par de años los resultados, no sé en qué rango de calidad de pateadora estoy.

Ahora, gracias al artículo emboque más putts del Golf Digest ya sé como evaluarme y qué cifras tendré que batir para seguir mejorando.

Para ello, tengo que poner 20 tees de la siguiente forma, los 4 primeros a metro y medio del hoyo en una superficie lo más plana posible y en cruz.  Los siguientes a 30 centímetros de los primeros y en línea al hoyo.

Embocaré desde cada tee la bola. Si lo logró, clavo el tee, si no lo levanto un poco.  Al final hacer recuento de cuantos tees se han quedado levantados y restarlos a los 20 iniciales.

Los jugadores del circuito tienen una media de 14 sobre 20. Un jugador con una media de 90 golpes debe embocar al menos 10. Para calcular nuestra puntuación repitamos varias veces el ejercicio. En mi caso, me conformaré en embocar 12 con regularidad.

No conozco otra forma de mejorar, cuando ya se tiene una técnica aceptable,  que no sea practicando y practicando. Así que hacer ejercicios como los que nos propone Itziar Elguezabal afinando el putt, para los 2 metros al hoyo y para los 3 metros. Este otro juego para los 7 u 8 metros de cara a las competiciones en el green con los colegas, se le voy a copiar y pretendo llegar a ser la campeona ;)



Fuera de bromas, aprovecho para compartir con todos vosotros algunos tips que me están dando buen resultado el green.

Imaginaros una bola en un green rápido y con un putt con bastante caída. A este putt, le aplicó el consejo María Orueta (algunos de vosotros conocéis a una de las mejores seniors amateurs que tenemos en el mundillo del golf). Coincidí hace unos años en el putting-green y la hice la pregunta del millón, ¿Qué hago para que  no se me vaya demasiado?. Muy amablemente me dijo que buscará un punto donde creo que va a caer con la propia gravedad la bola y que tirará un putt firme a ese punto. A mi me gusta imaginar que tengo un palo de billar en la mano,  dando un golpe seco a la bola y que hago carambola en ese punto donde rompe a caer.

Itziar nos cuenta como ejecutar un putt con caída.

Con los putts cortos de metro.  Jugando un golfista super-senior me aconsejó que a estos putts no hay que buscarlos caídas. Y desde entonces hago caso a la voz de la experiencia y los tiro rectos. Sólo me permito un ligero cambio, acentuar el liftado en la forma de tirarlos. Sí habéis visto bien, he puesto liftado, que no es otra cosa que el movimiento de la mano de abajo hacia arriba. La bola rueda mucho mejor, corrige defectos del suelo y siempre aparece la media vuelta extra para caer en el agujero.

Itziar también insiste aquí en golpear de abajo arriba con el putt.

Qué pasa cuando estoy el raff y pateo.  Aparte de imaginar que el hoyo esta un poco más lejos (casi tanto como raff tengo), intento que la bola vaya adherida al terreno, quizás mucho más que cuando estoy en el green. De esa forma, la bola no perderá línea, se ira frenando y podré pegarla todo lo firme que quiera.

Para finalizar, os dejo con el reto de José Dávila, ¿a ver quién lo repite?.

No hay comentarios :

Publicar un comentario