29 marzo 2016

Escapada al Parador de Jarandilla de la Vera.


El Monasterio de Yuste donde murió Carlos I es el lugar donde comenzamos la ruta. Con suerte, llegamos a punto de comenzar la visita guiada, que os recomiendo para conocer toda la historia del edificio y de los últimos días del emperador.

Una casualidad que ese mismo día, apareciera este artículo en el País, narrando gran parte de lo que nos contó el guía.



La lluvia intensa nos hizo imposible visitar por la tarde ningún pueblo de alrededor, así que, después de degustar los productos de la zona en Cuacos de Yuste,  nos dirigimos al Parador a descansar en el magnífico castillo con unas vistas espectaculares.

Sí pudimos, en un claro del cielo, perdernos un rato por el pueblo de Jarandilla de la Vera y comprobamos que existe el restaurante, Puta Parió con el plato típico de las migas y huevos fritos.



A la mañana siguiente, las montañas nevadas que observamos desde los jardines majestuosos del Parador, invitaban al paseo.

De allí, nos dirigimos a una parada obligada, Garganta de la Olla. Me encantó las calles con las balconadas cerradas de madera que rezuman siglos de antigüedad. Perderos por sus calles y acercaros hasta el río. En la Casa de las Muñecas (de color azul), que ha cambiado de actividad, de burdel a tienda con productos de la zona, compramos el típico pimentón de la Vera y un chocolate con miel que nos supo como la visita, riquísimo.

Si queréis ver más fotos,  aquí está el reportaje hecho por Antonio.

No hay comentarios :

Publicar un comentario