27 abril 2016

El Club de Guadalhorce y el Campeonato Nacional Femenino Senior.


El pasado fin de semana acudí al Gran Premio Nacional Senior Femenino que este año tuvo su sede en el campo de Gualdalhorce (Málaga).

El día previo a la competición jugamos una ronda rápida de reconocimiento para examinar el campo. A continuación, os detallaré algunas de mis impresiones.

Como podéis apreciar en la portada, la bonita casa típica solariega, emblema del club, está presente hasta en los marcadores de salida. Lo primero, comprar el stroke-saver en la tienda por el módico precio de 3 euros.


De ahí al campo de prácticas que con buen acierto está pegado al tee del 1. Aunque también dispone de un edificio (cerca de la salida del hoyo 6) para escuela de golf. Anotar que los greens son lentos y el raff que los bordea, quita poca velocidad al putt.


Las dos mitades del campo son bastante distintas, en la primera lo más importante es la precisión, con un recorrido que discurre entre desniveles y grandes bunkers pegados a los greens. El hoyo 1, es el primer ejemplo y es recomendable entrar por la derecha independientemente de la posición de bandera, si no quieres que tu bola aterrice en el gran bunker que bordea el lado izquierdo.


Son curiosos y pensados los dos pares 3 de la primera vuelta. Uno, totalmente con desnivel cuesta abajo que exige mucha precisión por estar rodeado de bunkers (foto de la izquierda). El otro, 120 metros donde hay que subir un gran terraplén, con bunker a la derecha por lo que te obliga a entrar en dirección a la alta columna de la luz (foto de la derecha con la columna que se ve a lo lejos).


La segunda parte del recorrido es más larga y llana. La dificultad, para mí, son los pares 3 con agua. En el 11 (foto de la derecha) dos cortes de agua y el green. Es mejor pasarse que querer ajustar a bandera.

El hoyo 17 (foto de la izquierda), el rompetarjetas, te lo encuentras cuando ya, empiezas a disfrutar de haber salido airoso del campo. Contiene un green alargado protegido por el agua frontal, entrada muy estrecha a la derecha pero te arriesgas a caer en bunker (desde él tendrás un tiro tenso a green) o irte al fondo donde puede que termines con todo tipo de problemas. Si no se tiene mucha pegada, lo más inteligente es colocar con un hierro, sin tratar de hacer metros para que no llegue al bunker y después approach a bandera.

A modo general, los greens son bastante generosos, a veces, con caídas pronunciadas pero a su favor tengo que decir que se pueden leer bastante bien.

Y por último, al igual que el Campo del Parador de Málaga, los aviones pasan tan cerca que puedes leer los carteles y observar las pinturas que llevan en las alas. Por tanto, olvidaros de ellos y aislaros del ruido.


En la primera jornada del torneo, terminé con 86 golpes, cumpliendo mi hándicap y con un sólo borrón, un cuatripateo por pasarme de fuerza en el primer golpe estando en ante-green.

En la ronda final compartí salida con dos jugadoras muy buenas. Una de ellas, senior reciente y con hándicap 3. Quizás me pasó un poco de factura, no estuve tan concentrada en mi juego e iba un poco más insegura. De todos modos hubiese quedado por debajo de los 90 golpes si en los 2 pares 3 de la segunda vuelta, no hubiese caído al agua, acumulando entre los 2 hoyos, más de 6 golpes.

Aquí os dejo los resultados finales con la alegría que dos de las amigas, Mar y Carmina (posición 2 y 4 en el banco) ganaron en sus categorías.



Desde luego que se gana una gran experiencia con cada campeonato Nacional, pero lo realmente que merece la pena, es divertirnos fuera y dentro del golf con las colegas del circuito de Madrid.

No hay comentarios :

Publicar un comentario