27 junio 2016

Campeona en el Pitch&Putt, Mid-Amateur de Madrid (25 y 26 de Junio).


El palmarés, Mar (subcampeona hándicap), Mili (subcampeona scratch), Nieves (campeona hándicap) y una servidora (campeona scratch).

Estamos de estreno en el circuito del Pitch-Putt de Madrid con los pares 3 del CCVM y aunque los había jugado un par de veces, reconozco que el campo y los greenes, esta vez, me han podido.

A mi favor, para ganar, ha sido que éramos poquitas jugadoras y que he tenido todo el tiempo el apoyo psicológico de dos contrincantes-amigas y grandes recuperadoras, Mili (ver como maneja su wedge de 60º)  y Nieves, también toda mi admiración a las entradas al green con el chip.

Desde que gané en Campeonato de Madrid, tenía en mente jugar este, para intentar conseguir ir subvencionada al de España Mid-Amateur en Meaztegi.

Cuando se acercaban los días al torneo, aunque en el entreno estoy contenta, soy consciente de que en las anteriores competiciones he estado bastante débil mentalmente y no me agarro al campo como solía hacerlo. Me deprimo rápidamente y enseguida pienso que no puedo conseguir cumplir mi hándicap.

Quizás son rachas que tenemos y cuando se descansa un periodo, vuelves con ganas de nuevo. Pero lo cierto, que en los dos días han sido un calco el uno de otro.


En los 9 primeros hoyos, me gasto los 8 golpes que me dan y cuando ya sé que no tengo nada que hacer, empiezo a relajarme y a jugar bien. Es cierto, que en todos los Pitch-Putt, me cuesta muchísimo aplacar los nervios y más en esta época, donde tirar bolas o cansarme un poco antes del torneo (que es la mejor forma de llegar al tee del 1) es casi imposible, debido al excesivo calor que te paraliza más de la cuenta.

Esta vez, si no llega a ser por el gran apoyo de Mili y Nieves, con el mal comienzo de ambos días me hubiese ido a mi casa.  Mili se habría merecido ganar y de hecho ha tenido hasta casi el final el campeonato en su mano, en un par de hoyos se le fue el swing y coincidió con el rato que mejor jugué, de ahí le sacará 3 o 4 golpes de diferencia.

En los 3 últimos hoyos, intenté jugar sin forzar, porqué sabía que ella tenía que hacer birdies y en este campo están muy caros. Al final la gané por dos golpes menos.

Uno de los objetivos de ir subvencionada a un Pitch-Putt fuera de Madrid, lo he logrado, pero necesito trabajar la confianza y la relajación,  ya que me falta el plus más importante, disfrutar en el campo de golf.

Aquí os dejo con la noticia de la Federación

No hay comentarios :

Publicar un comentario