22 octubre 2016

Campeona Scratch de segunda categoría (Hc de 4.5 a 11.4) de Campeonato Senior de Madrid.


El anual en la Hípica es de los premios femeninos amateur senior más importantes de Madrid. Se juega a dos días, modalidad Stroke Play Scratch o, lo que es lo mismo, se suman todos los golpes como se hace con los profesionales.

El Campo Sur de la Hípica es bastante abrupto y técnico. Sin embargo, le tengo cariño porqué desde la primera vez que le jugué, le he hecho buenos resultados.  El colofón lo he tenido esta semana al ganar el campeonato en segunda categoría.

Aquí os dejo la noticia de la Federación y el detalle de los resultados.


El primer día jugué muy bien. Sólo 2 dobles bogies (en el hoyo 1 y el 16). Me quedo con los muchos aciertos con las entradas a green y los buenos putts que metí. El resultado, 85 golpes y cumplir de sobra mi hándicap con 36 puntazos.

El segundo día, salía en la anteúltima partida, detrás de las buenísimas. Para mi, ya estaba más que satisfecha. Empecé fatal, con un triple bogie en el hoyo 1 y un doble bogie en el siguiente. Fuera de ritmo y un poco ansiosa.

Sin embargo, no me desanimé en absoluto. Mi pensamiento era positivo. Pensaba en la frase famosa de los gitanos "De que no quieren buenos principios" y sonreía. También me apoyaba mentalmente, en el recuerdo de otro campeonato de Madrid que tuve momentos de bajón y terminé enchufada, ganándole.

Pasaban los hoyos y seguía regalando golpes al campo, 2 pares casi seguidos sin hacer. Y el milagro apareció con el primer birdie y a pocos hoyos después el siguiente en otro par 3. Llegó el hoyo 16 y otra vez volví a repetir el doble bogie. Claramente, pensar en lo mal que lo has hecho un día,  te influye a repetir lo mismo en el siguiente (tendré que dar una pensada a como cambiar mentalmente).

En el último hoyo, no quise arriesgar y me quedé algo alejada de la bandera. La adrenalina o el cansancio mental, calculé fatal con el putt. No sabía cuantos golpes llevaba a las contrincantes, ni tan siquiera los míos de la segunda vuelta. Tiraba para embocar un tripateo de casi 2 metros. Pensé que quizás, otra jugadora me podría ganar por este putt tan importante y lo metí.


Cómo siempre quiero dar las gracias a las compañeras que han compartido las 5 horas en mis partidas. En especial quiero hacer una mención a Pamen (Carmen Perales), a la que me gustaría imitar tanto por su potencia como por su buen talante. Con una mala segunda jornada, se mantuvo en todo momento dando un gran ejemplo de cordialidad y buen rollo.

Doy la enhorabuena al resto de las ganadoras y a todas las participantes,  que a pesar del tiempo (anunciando lluvias y tormenta), los atascos, el campo mojado, las banderas súper difíciles, etc. aguantamos y competimos, por el placer de ser buenas deportistas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario