04 enero 2010

Clases de Golf con humor (capítulo XVII)



Cuando vas al campo de prácticas, después de un tiempo de inactividad, deseas pegar fuerte a la bola, quitarte la ansiedad y los kilos acumulados en las Navidades.

Coges un cubo hasta arriba de bolas, sacas tu hierro 7 o 5 y empiezas a darle al palito con ganas. Los primeros golpes, por supuesto, son malos. Así que piensas, bueno, después de un mes, ¿Qué se puede pedir?. Sigues dando y dando, y te dices a ti misma, en algún momento algo cambiará y daré un golpe decente.

Cuando has vaciado medio cubo y los resultados siguen siendo pésimos, examinas a los vecinos de prácticas e intentas copiar sus movimientos. Y sigues reafirmándote. Si lo hago como ellos, ¿Qué esta fallando?.

Ha pasado una hora desde que has llegado al campo, ya el cubo está vacío, tu swing no ha aparecido, te duelen las manos, la espalda ya te retienta, el codo parece que te molesta, etc. En ese momento, Paras y Reflexionas:

¡Tenía que haber CALENTADO!

Un libro muy bueno que te enseña a calentar y estirar, además diseñado para los que practican otros deportes,
Como rejuvenecer el cuerpo, estirándose
de Bob Anderson, se puede descargar según nos indican en libros gratis.

Sabios consejos nos da Granada Club de Golf para calentar antes de jugar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario