21 septiembre 2010

Todos eran mis hijos (Teatro Español).

Todos eran mis hijos
(foto desde la segunda fila por Antonio Cambronero)

El autor de la obra, Arthur Miller, es casi suficiente para asegurar una buena tarde de teatro y si añadimos Carlos Hipólito (uno de los grandes y si le tratas personalmente muy agradable), el éxito casi asegurado.

El argumento, te invita a reflexionar sobre los valores universales y en algunos momentos la familia y la moral compiten por establecer un orden de prioridades.

La interpretación de Gloria Muñoz, la madre loca de dolor por la muerte de un hijo, es de sobresaliente.

El público, incluida mi amiga Ana, sacó el pañuelo cuando Chris Keller (Fran Perea), discute agriamente con su padre cayendo al suelo (cuando en la primera escena, le ha sostenido sobre sus rodillas y hacía cosquillas a un chico a punto de casarse).

En el Teatro Español hasta el día 31 de octubre, y desde luego si os la recomiendo.

4 comentarios :

  1. Increible drama y excelentes interpretaciones. Añado lo que dijo Manuela Velasco en el Hormiguero referente a la reacción de la gente tras ver la obra: Qué bien me lo he pasado. Cómo he llorado.

    ResponderEliminar
  2. Es una pena, que me pille tan lejos,pero me encantaría verla.
    Besos
    Nela

    ResponderEliminar
  3. Extraordinaria la actuacion del reparto de actores que lo componene pero Carlos Hipolito es increiblemente bueno en su papel, consigue meterte en situacion desde el primer minuto. He tenido el privilegio de acudir a ver la obra y volveria a verla mas veces. Me emociono muchisimo la historia y sus personajes. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Vienen a Asturias asi que si tenía dudas, me las has despejado jeje El mes que viene te contaré ;)

    ResponderEliminar