01 junio 2016

Afianzar el swing de golf con un cuaderno de entrenamiento. Mejora de Junio.


La foto de portada, toda una obra de arte, es un regalo de Marisa con detalles personalizados (la bolsa es una copia exacta del premio de la final Pitch and Putt). Muchas gracias Marisa.

A estás alturas del año escolar, lo que conviene es repasar y repasar con el fin de consolidar lo aprendido. En este curso, después de algunos entrenamientos y de jugar, al llegar a casa, anotaba ideas a recordar con las que estaba consiguiendo mejoras en mi golf.

Por tanto, guardaré en el blog las anotaciones con el fin de que no terminen en la papelera y al mismo tiempo, las voy a utilizar para reforzar técnica en este mes. Destacaré alguna de ellas a continuación.

Empezaré por la última nota que me ha dado los mejores golpes, hasta el momento, en la cancha de prácticas y espero que dentro de poco sean los mejores del juego real.

Anotación 1. Dedicada al swing.

Soltar músculos ejecutando un par de swings con energía, sin rigidez y desgirando completamente. Ahora tres pensamientos, en el inicio del swing,  en el punto de inflexión y para el impacto.

1. Iniciar el swing con el brazo izquierdo estirado, hasta prácticamente rozar con el hombro, la barbilla y despacio. Si no cargo el arco, es imposible sacar potencia.

2. Moverme de caderas para dejar espacio a que llegue mi brazo izquierdo sin encogerse. Aquí, un segundo antes puedo pararme para sentir el desgiro.

3. Impactar a la bola con ganas sin pronar la muñeca. El trabajo continuo del año.

Anotación 2. Dedicada al stance o posición de partida. 

Mi mentor Pablo, me dice que deje el brazo derecho tonto y eso es lo que hago. Me concentro en sentir el brazo izquierdo y la mano izquierda. Es como si tuviese que hacer el swing sólo con el brazo izquierdo. El derecho únicamente sostiene el palo.

Esta sensación lo que permite es mayor giro en el inicio (al no tener tensión en la parte derecha del cuerpo) y una transición evitando tirarme con el hombro derecho a la bola.

Anotación 3. Driver.

A Isabel Alonso (hc 6 y de las top-senior) la imité con la rutina, haciendo varios swings con bastante intensidad, hacer que la varilla silbe y desgirando completamente. Después un buen apoyo de piernas, me ayuda a sostenerme para dar salida a los brazos.

Otro propósito se lo debo a Marianela (gran pegadora y amiga) con el que intento sacar los brazos hacia afuera, sin retener muñecas. Aquí os dejo como lo explica ella.




Anotación 4. Maderas.

Begoña (comparto pool y amistad), siempre me dice que no la imite porque tiene más hándicap pero ella le pega duro a las maderas. De ahí que le deba un gran favor desde que reproduzco su postura inicial, con la que he ganado confianza y aciertos.

Begoña se posiciona muy erguida (parece, a veces, que está de puntillas), con la cabeza bastante detrás de la bola y los brazos estirados. Mira de reojo a la bola. Sólo he cambiado dos detalles, el primero es bajar todo lo que pueda las manos y el segundo, en el último instante flexiono un poco para tener apoyo en las piernas.


Anotación 5.  Practicar 3/4 de swing.

Ante una situación comprometida, querer asegurar green, un día donde no estoy fina, comienzo de las partidas, etc. perder un poco de distancia y hacer la mitad del swing con un hierro demás. Acordarse del approach, atacando a la bola y controlando la terminación, manos y brazos bajos.

Anotación 6. Híbrido.

En la bolsa, colocar el híbrido entre los hierros, ya que cuando lo juegue es más fácil recordar que este palo debe de emplearse como si fuese un hierro, un poco más largo y bastante más ligero.

La postura como cualquier hierro y el swing con la misma idea que la anotación 1.

Anotación 7. Para todos los palos en general.

1. Agarrar los palos más cortos. Estoy equivocada cuando pienso que voy a dar más lejos cuanto más separada esté de la bola.

2. Posición erguida de partida, comenzando con el putt hasta llegar al drive. En especial en los chip y approach, ya que los hombros si la cabeza esta agachada, no podrán ejecutar el vaivén para dar magníficos golpes.

3. Sentir el apoyo en las piernas, para poder tener potencia y estabilidad.

¿Qué os parece lo de anotar en los entrenamientos, las fechas y las sesiones en las que habéis descubierto vuestro mejor golf?.

Por mi parte, creo que incluso me voy a llevar la libreta a la cancha y pienso anotar en el preciso momento que ocurren golpes top, las sensaciones y detalles que me han ayudado a conseguirlos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario