14 marzo 2010

Miguel Delibes mi autor favorito.

La sombra del ciprés es alargada“Obra -me dijeron- como tu conciencia te ordene y aunque involuntariamente vayas sembrando de cadáveres las cuentas del camino de tu vida, cuando llegues a Dios podrás decirle serenamente: ‘Señor, yo no he matado’. Y acto seguido: ‘Tampoco he mentido, Señor’.”

Fue mi primer libro de Delibes, en plena adolescencia, cuando las críticas te afectan hasta crearte complejos, este párrafo lo interioricé y me ayudo en el camino a mi madurez.

Delibes ha sido un modelo para aprender. Obligada, leí y analicé en el instituto, "El Camino" y "El disputado voto del señor Cayo"(estrenando la democracia, riéndome de lo poco que sabíamos de política).

Asistí a las salas de cine y al teatro, tan fieles a las lecturas de dos grandes obras, "Los Santos Inocentes" y "Cinco horas con Mario"(Sobrecogedora, y real).

No me puedo olvidar de los libros que releeré
    Señora de rojo sobre fondo gris, Las ratas, Mi idolatrado hijo Sisí, El príncipe destronado, El hereje, El Tesoro, Diario de un cazador, La guerra de nuestros antepasados, Diario de un emigrante, La hoja roja, Cartas de amor de un sexagenario voluptuoso, La primavera de Praga y el resto de sus novelas.


Delibes influyó en mi pasión por la literatura, provocó sensaciones y emociones que me engancharon al maravilloso mundo de los libros. ¡Descanse en paz!

No hay comentarios :

Publicar un comentario