20 febrero 2012

El día que baje el hándicap a 14,9.

Casa Club de Somosaguas Casa Club de Somosaguas.

El sábado acompañando al precioso día casi primaveral, estuve a la altura y volví a romper el record del hándicap, de mi 16,6 he pasado a 14,9. La modalidad de juego stableford y el resultado final, 42 puntazos.

Tee con doble salida Salida doble, 6 o 15, para mi el hoyo más difícil de Somosaguas.

Por primera vez, no me obsesioné con la distancia y estuve muy centrada en el juego corto. El objetivo, aprochar o chipear para dejarlas prácticamente dadas (ya que con el putt todavía no estoy del todo muy fina). En los primeros hoyos, se me iban escapando los pares por patear mal, pero mi confianza seguía intacta. Cuando me acercaba al doble bogey, aumentaba mi concentración para conseguir embocar en el siguiente golpe.

Putt Zona de putting green.

El resultado final fueron 7 pares, 9 bogeys y 2 dobles bogeys. Como de los errores se aprende más que de los aciertos (eso dicen los que realmente saben); el primer error apareció en un par 3 que caí en bunker. La saqué pero quedó lejos de bandera y claro, con la rabia de no haber calculado bien, ya no pensé demasiado en el putt y el resultado, otra vez corta, y tripateo.

El segundo doble bogey, lo conseguí en el par 5, el único que hay en el campo. Ya lo he contado en varias ocasiones, soy una jugadora recta y no con demasiada pegada, pero en este hoyo suelo conseguir el green en 3 golpes y hago muchas veces el par. Pero el golf no perdona cuando te vas del partido y efectivamente, empecé a funcionar sin coger calle y si le sumas dos golpes de aproach mas dos de putt, las matemáticas te devuelven un doble bogey.

Premio de la segunda clasificada Premio de la segunda clasificada.

A mi favor, tengo que decir, que cuando me quedaban 5 hoyos, mi marcador me anunciaba que iba muy bien, que llevaba 21 puntos en la primera vuelta. Me acordé de otra partida, que con este comentario me creí que ya estaba todo hecho y desde entonces ya no dí píe con bola. Así que me dije, tu sigue, céntrate en darle recta y luego aproach y putt.

Y lo conseguí, terminé con dos pares y uno de ellos en el hándicap 1 del campo (que por cierto en la primera vuelta también me anoté el par).

Creía que había ganado el torneo, pero no, quedé la segunda. Como la modalidad es stableford y lo que cuenta es la mejora del jugador, me gano otra mujer que hizo 43 (aunque su hándicap era 36).

No tengo ninguna copa que inmortalice el momento. El torneo era benéfico y para la segunda clasificada, Batavia había donado un regalo (una especie de tela doble similar a un gran fular, de color azul y oro), que hasta la fecha ni yo, ni el resto de los participantes conseguimos averiguar para que sirve, pero desde luego no me voy a quedar con las ganas de saberlo, Jajaja ;;;).

No hay comentarios :

Publicar un comentario