18 febrero 2014

El pequeño libro del talento aplicado al golf (III).


Continuando la parte primera y la segunda del pequeño libro del talento, ahora toca mantener lo aprendido de la siguiente forma:

1. Acepta las repeticiones. Moe Norman, considerado el jugador más preciso de la historia del golf, cada día lanzaba entre ochocientas y mil pelotas. En una demostración en 1995, encadenó 1500 golpes largos, con una distancia entre todos ellos de quince metros.

2. Por cada hora de competición, dedica cinco a la práctica. La famosa frase de Gary Player "Cuanto más practico, más suerte tengo" que sea también nuestro lema.

3. Para aprender más profundamente, enséñalo.

Los amigos me dan las gracias cuando les dedico tiempo en el entrenamiento para ayudarles, pero también yo tengo que estar agradecida por permitir enseñar lo que sé, ya que, al intentar entender que pasa, me hace profundizar, me comprometo más con mis objetivos y mejoro.

4. Concede a cualquier habilidad nueva un mínimo de ocho semanas o las que necesites. Es importante seguir hasta conseguir tu objetivo, ya sea, un buen impacto a la bola como sacadas de bunker cuesta abajo.

5. Cultiva la determinación. La determinación es una mezcla de pasión, perseverancia (leer el artículo) y autodisciplina que nos hace seguir avanzando a pesar de los obstáculos. La determinación no es innata, se puede desarrollar.

La mayoría querrá saber como se desarrolla y yo creo que sólo hay un secreto, apasionarte. Y sí no se llega a la meta, ¿a quién le importa?, la satisfaciones vienen simplemente por el camino recorrido. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario