29 octubre 2014

Todo golpe debe tener un objetivo IV (Entrenar bien para jugar mejor).


Cuando aprendes a jugar al golf, no te enseñan a entrenar. La mayoría de nosotros, al principio, nos pasamos horas y horas tirando bolas, pensando en cómo subir, bajar, girar etc. Los alumnos más aventajados se van a practicar juego corto con un tubito de plástico, complétamente lleno de bolas y desde el mismo sitio golpean los approach, nada de perder tiempo en recoger o en preparar concienzudamente el golpe a dar.

Van pasando los años y te das cuenta que no es suficiente, que el campo es otra cosa. A menudo escuchamos el mismo lamento de algún jugador asegurando que en la cancha le salen los tiros perfectos y en el campo todo le sale mal. Entonces, ¿Qué es lo que sucede?, ¿Cuanto real tiene este tipo de entrenamiento con el juego del golf?.

Los ejercicios que se proponen a continuación son tan importantes como un buen swing, nos dan confianza en el juego al enseñarnos a entrenar con objetivos.

1)  Cambia de objetivo en cada golpe. Ve al campo de prácticas y tira solo diez bolas en media hora. Hazlo lo más parecido a una partida, piensa en cada golpe, ¿Cómo irá la bola, alta o baja? ¿Cómo reaccionará la bola cuando bote?, etc. ¿Cuántas golpeastes como querías?. Incluso si estas intentando cambiar el swing, descansa y simula golf real.

2)  Cambia de palo después de cada golpe. Practica cómo si estuvieses jugando un hoyo real. Primero un golpe con drive, después una madera o un hierro largo. Después te puedes imaginar un par 3 en alto a una distancia que tengas que necesitar un hierro corto. Además este ejercicio se puede realizar con un amigo y competir para sentir un poco de presión.

3) Patea con una bola a varios hoyos en lugar de varias bolas a un hoyo.  Dirigirse al green con una sola bola, tratar de embocar. Si no lo consigues, marcar, volver a leer el putt y volver a hacer el golpe comprometido.

4) En el Bunker, tira una bola al azar. Fuera del bunker, similar al juego, piensa en el golpe que quieres dar, a la distancia que la tienes que poner, ensaya en la hierba. Estas listo para meterte en la arena, posicionarte y dar el golpe.

5) Chipea y después patea. Con 9 bolas en distintos sitios alrededor del green de práctica intenta obtener 18 golpes, es decir embocar en 2.

6) Simular situaciones comprometidas (lies complicados, raff espeso, terreno pelado, entre árboles...) conseguir el objetivo.

Para finalizar, preparar una sesión de entrenamiento, donde lo ideal sería englobar los tres tipos de entrenamiento.
Mi plan de entrenamiento os puede servir adecuándolo al tiempo que dispongáis. Recordar, es esencial para mejorar, cada vez que vayamos a entrenar, dejemos un espacio para simular las partidas de golf.

No hay comentarios :

Publicar un comentario