Páginas vistas la semana pasada

14 julio 2009

Clases de Golf con humor (capítulo IV)


Golf M


Cuando aprendes a conducir, se te acumula el trabajo: mirar por los espejos, pisar los pedales, manejar el embrague, etc., cuando te pones delante de una bola de golf, tu cabeza empieza a pensar: cuanto giro, hasta donde subo el palo, no levantes la cabeza, no te tires a la bola, saca los brazos, etc., terminas igual de estresado.

Conclusión: Si bebes no conduzcas y si piensas demasiado no hagas el swing (automatiza el swing).

Recomendación: una tienda/taller en Pozuelo
para diseñar tus propios palos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Información básica sobre Protección de Datos

Los datos que proporciones en este formulario son recopilados y almacenados por los proveedores correspondientes.

Responsable: María del Carmen Martín.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en nuestra política de privacidad.