Páginas vistas la semana pasada

30 abril 2018

Campo de gol Baviera Golf.


Baviera Golf es uno de los numerosos campos que tiene la provincia de Málaga. Desde algún hoyo se puede divisar el mar pero se puede decir que es un campo de interior. A pesar de que se oferta cómo un campo plano, lo cierto es que para jugadores con problemas físicos, por distancia entre los tees y un par de cuestas (por ejemplo, en el hoyo 1 y en el hoyo 10) hace recomendable el uso del buggy.

Siempre recordaré este campo por la cantidad de hoyos con obstáculos de agua. A continuación analizaremos con más detalle el campo.


Empezaremos con la cancha de prácticas con numerosos puestos para tirar bolas y un pequeño putting green. Me hubiese gustado disponer de una zona amplia de approach cerca de la Casa Club o de la cancha.

Aunque cuando jugaba, observé pasado el hoyo 1, que había dos zonas para el approach y un pequeño campo de tiro con barras marcadas para afinar el juego corto.

Un punto muy a favor del club y del que debieran de copiar los demás, es la disponibilidad del Stroke Saver por el módico precio de dos euros. La Casa Club es moderna, nueva y en altura, lo que hace que tenga magníficas vistas al campo de golf.

Cómo es una zona con mucho turismo durante todo el año, la tienda de ropa esta bien surtida y a la última.


La percepción del campo es desde barras azules, más largo y difícil de lo que una senior jugaría. Es curioso que el primer tiro en el hoyo 1 define parte de lo que nos vamos a encontrar en el recorrido.

El brazo se encoge a la hora de tirar hacia la montaña para acortar el dogleg que hace la calle a la derecha. Así que, terminas por ir en línea recta y entonces el bunker al extremo de la calle te atrapa. Quizás, si vuelvo, me arriesgue a pasar la montaña y obtenga la recompensa de pocos metros a bandera.

Los greenes son grandes, movidos con varias caídas e irregulares en velocidad. Te desconciertan. Muchas veces nos quedábamos cortas y cuando menos te lo esperabas le dabas con ganas y el campo agrandaba tu error.


Ya empieza lo bueno desde el par 5 del hoyo 4. El segundo tiro ciego, si te vas un poco a la izquierda, tu bola se encuentra en el obstáculo. En el mismo hoyo, tocando el green tienes agua frontal y a continuación un bunker, luego debes de entrar con hierro controlado y bien pegado para no pasarte por detrás a los bunkers. El bogie sabe a par.

A continuación el hoyo 5, más agua por la izquierda. La tendencia natural es un tiro a la derecha para evitarlo y también para quitarnos el bunker frontal.

En el hoyo 7, la valla pegada al campo, te invita a la izquierda. Declina la invitación y marchar rectos y sin problemas.

En ningún hoyo se entra de rodada. O bien están en alto o bien tienen obstáculos. Todos los tiros requieren atención y eso termina agotando.


Sin embargo, nos va la marcha y las exploradoras, Mati, Julia, Isa y yo seguimos, esperando que la segunda parte, nos fuese más amigable.


Una sonora carcajada se nos escapó al llegar al hoyo 10, un par 3 para el recuerdo. Un gran lago, después un bunker y en lo alto el green rodeado por la izquierda de una montaña. Quizá por la dificultad del hoyo, te concentras.

He visitado de primer tiro todos los lugares posibles, desde el bunker de abajo hasta la montaña, el antegreen y el green, sin pasar nunca del bogie.


Una jugadora me apuntaba que le gustaba ver los rastrillos apoyados en las barras. Ya que le avisaba desde lejos que allí se encontraba un bunker.


Otro hoyo para recordar es el 12, un par 5 largo y donde el segundo golpe se debe de jugar con control, para evitar las bolas a la montaña.

El hoyo 14 también es bonito. Un par 4 corto. Se debe de tirar un drive a tope para poder entrar con un hierro con garantías de no pasarse el green y volar el lago. Puede que si te pasas tu bola no aparezca de lo mal que recibe el green. Tan siquiera los bunkers posteriores son capaces de frenarla.

No tienes suficiente agua, pues vete al 15 (par 3) y salta el agua. Aquí tengo que decir a favor, que es el único birdie que hice.

Para terminar el 17, más agua en la salida y después un buen golpe ciego con calle agradecida cuesta abajo. Otra vez te encuentras con un green que no recibe.


El hoyo 18 también tiene agua por la derecha antes de llegar al green (¡ojo! en el stroke saver no está dibujado), las estacas rojas limitan el obstáculo.

Desde luego que el campo es divertido y en esta época del año, florido y exuberante.  Me encantaría volver a jugarlo desde rojas y si es posible pegando más largo el driver. ¡Debe de cambiar mucho la percepción del campo con mejores salidas y con hoyos más cortos!.

Sin más, os dejo, encantada de compartir la experiencia con todos vosotros. ¡A disfrutar de la primavera!


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Información básica sobre Protección de Datos

Los datos que proporciones en este formulario son recopilados y almacenados por los proveedores correspondientes.

Responsable: María del Carmen Martín.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en nuestra política de privacidad.