11 mayo 2012

Odilon Redon y Lewis Hine en la Fundacion Mapfre.

Odilon Redon (1840-1916)


Retrato de la baronesa Robert de Domecy.

Pintor de difícil encuadre debido a la diversidad de su creación. Llegó a dedicarse a la decoración de interiores y diseño de dibujos para tapices y alfombras.

Cómo la mirada de la baronesa, ella en su castillo, yo en mi blog, contemplo la exposición.

Los murales de las paredes de Domecy, actualmente en el museo d'Orsay, impresionan por la luz que desprenden y su belleza, recuerdan a los biombos chinos y las sedas de los kimonos orientales.

Decoración del comedor del castillo de Domecy.

Totalmente diferente, éste cuadro surrealista y precursor de Dalí.

Los orígenes, 1883.

Pegaso. La Cima 1895.

Estilo distinto el que maneja Odilon en sus pasteles y el tratamiento del color, rozando el impresionismo.

Las figuras mitológicas, literarias ( p.e. Ofelia y El sueño de Calibán), óperas y todo lo que entendemos por mundo cultural, son abordadas por el pintor, en una evolución contraria a su admirado Goya; De los negros hacia el color y la luz.

 Lewis Hine (1874-1949)


Después de la primera visita guiada, ya sabéis que son los martes, empezaba el recorrido por el fotógrafo que ha dejado su impronta en el cartel más publicitario de Nueva York.


La foto más famosa no se encontraba en la Fundación, pero si pudimos apreciar la solidaridad por las clases bajas trabajadoras que levantaron la sociedades industriales.



 Me gustó, especialmente, el enfoque de la cámara en los niños. La guía nos repitió una y otra vez, que jamas quiso el autor mostrarnos que les compadezcamos, al contrario, les consiguió extraer una mirada de orgullo.

El día 29 de abril finalizaron las dos exposiciones. Me alegra saber un poco más de dos artistas coetáneos de distintos continentes y tan diferentes. Redon, enigmático, volcado hacia su interior y Lewis, transparente y un cronista de su tiempo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario